El cobrador del autobús

  • por

El cobrador, era el señor/a que se encargaba de la venta de billetes y su revisión, del cuidado de los equipajes, mercancías y encargos, así como de realizar las hojas y libros de ruta, ayudando al conductor en la reparación de averías, y llegando al destino, se ocupaba de una limpieza ligera de los vehículos.


La figura del cobrador desapareció con las nuevas tecnologías y su puesto de trabajo pasó a ser realizado por el conductor perceptor.


Las nuevas tecnologías crean y suprimen puestos de trabajo, en este caso, amortizó la figura del cobrador.

el cobrador del autobus

Esto mismo ya está sucediendo con otros puestos como el taquillero o personal de talleres. En el caso del transporte, las nuevas tecnologías no han ayudado al empleo sino al contrario, sin embargo el coste del transporte y los salarios son cada vez peores en relación al poder adquisitivo del nivel de vida, es decir, menos trabajadores, salarios más bajos, más responsabilidades y tarifas al viajero más altas. De aquí que haya cada vez más escasez de conductores. «Lógico»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *